Los mejores tratamientos para tener un cutis lozano

cutis lozano

Nuestro rostro es, sin duda alguna, nuestra tarjeta de presentación con el mundo. Por esta misma razón, es una de las partes de nuestro cuerpo que tiende a dañarse más fácilmente. La exposición al sol, a la contaminación presente en las ciudades, los malos hábitos de limpieza y, por supuesto, el pasar de los años, son factores que afectan directamente la tan delicada piel de la cara. Produciendo, a corto o largo plazo, acné, manchas, las indeseables líneas de expresión, y, en el peor de los casos, enfermedades como cáncer de piel.

Cómo el rostro es tan importante para todos, tanto mujeres como hombres, la industria de la dermatología ha creado una cantidad importante de tratamientos, naturales y químicos, para tratar y prevenir todas las consecuencias que afectan la piel de la cara. Hemos escuchado hablar de tantos tratamientos para mantener sano el rostro, que es difícil saber si de verdad funcionan, y más importante, saber que ponerlos en práctica no generará ninguna reacción adversa en tan importante parte de nuestro cuerpo. Por tanto, ¿Cuáles son los mejores tratamientos para tener un cutis lozano?

Debes tener en cuenta que para cada condición del cutis existe un tratamiento diferente, desde cremas o tónicos hasta procedimientos un poco más complicados. Lo importante es conocer qué debes tratar para luego proceder a un tratamiento. Muchas personas tienen la mala costumbre de recurrir a métodos fuertes y delicados para problemas que realmente no lo requieren, y esto, a largo plazo, podría tener consecuencias peores que el tratamiento inicial.

Uno de los problemas que más nos afecta a todos son los molestos puntos negros o blancos. Suelen comenzar a aparecer con la pubertad y estarán presentes, quizás en menor rango, toda nuestra vida. La causa de estos puntos es principalmente la contaminación y suciedad del ambiente, junto con otros factores como el sudor y la grasa normal de la piel, que si no se limpia debidamente, los poros se infectan generando barritos o espinillas.

Para esto existen muchos tratamientos fáciles que se pueden hacer desde casa, como exfoliaciones con productos naturales, uno de los exfoliantes naturales más efectivo es combinar algún aceite esencial (aceite de almendras, de ricino, etc.) con azúcar y aplicar en el rostro. O productos exfoliantes que se pueden comprar en cualquier farmacia o tienda de productos de belleza.

En caso de que el problema sea más grave, existen procedimientos más profundos para los que deberás recurrir a un dermatólogo o cosmetólogo. El más común para este caso sería la limpieza profunda de cutis. Para casos aún más delicados como el acné, este tratamiento debe ser autorizado por el médico correspondiente. Si se realiza sin la debida prescripción de un dermatólogo, podría tener resultados adversos y empeorar el acné.

El acné, por su parte, tiene tratamientos distintos por su origen, debido a que es una infección de la piel. Puede ser tratado con hormonas, antibióticos, diferentes cremas, hasta tratamientos con laser y diferentes tipos de limpiezas profundas. Muchos conocen remedios naturales para combatir el acné, pero realmente no es recomendado comenzar a usar algo sin la supervisión de un médico porque esta enfermedad es bastante delicada y cualquier procedimiento mal administrado podría empeorarla.

Así mismo existen muchos tratamientos para tener un cutis lozano que, aunque son un poco más invasivos, prometen resultados grandiosos y duraderos. Estos tratamientos van específicamente dirigidos a problemas como manchas o marcas en el rostro, piel grasa, y las líneas de expresión que a todos llegan a afectarnos en algún momento.

Un procedimiento que ha ganado popularidad por su efectividad y bajo riesgo es el tratamiento con plasma. Este tratamiento promete rejuvenecer la piel y el objetivo principal es suavizar las líneas de expresión. Sin duda uno de los mejores tratamientos para tener un cutis lozano y joven. También trata el acné y la mayoría de los problemas que afectan la piel de la cara.

Consiste básicamente en separar el plasma presente en una muestra de sangre del mismo paciente e inyectarlo en el rostro. Los resultados comienzan a ser visibles a un par de días de realizarse y lo mejor es que este tratamiento no tiene ningún efecto secundario, ya que el material es completamente extraído del mismo paciente.

Los tratamientos con laser también son excelentes para tratar las imperfecciones de la piel. Este combate de manera especial las manchas y marcas en la piel, su objetivo principal es limpiar el cutis, darle un color homogéneo y rejuvenecer las capas de la piel.

Todos los tratamientos antes mencionados son recomendados pero el cuidado diario de la piel es básico necesario para tener una piel sana y saludable. Recuerda siempre consultar con un experto antes de realizar alguno de estos para prevenir cualquier inconveniente y conseguir un cutis hermoso.