Dormir menos horas al día incrementa el riesgo de obesidad

dormir poco mujer

Un estudio reciente reveló que los individuos engordan más por cada 30 minutos que pierden de sueño, además de aumentar el riesgo de sufrir diabetes, tipo 2.

En la investigación, desarrollada por el Weill Cornell Medical College de Doha (Qatar), se tomó como muestra a 522 voluntarios, los cuales habían sido diagnosticados con diabetes tipo 2. Durante 6 meses, los individuos fueron sometidos  a un periodo de control, en el  cual se registraban los horarios de descansos, según lo reseñó el portal Terra.cl.

El estudio concluyó que por cada media hora que pierde de sueño un individuo, existe un 17 % de riesgo de aumentar la obesidad, además de incrementar la resistencia del cuerpo a la insulina en un 39%.

El investigador Shahrad Taheri, autor de la investigación, enfatiza que “muchas personas no duermen lo suficiente durante la semana e intentan compensarlo en el fin de semana, pero la falta de sueño durante la semana podría causar daños a largo plazo en el metabolismo, lo que podría fomentar la diabetes tipo 2”, es decir, que en ningún caso la falta de descanso diario puede ser compensado el fin de semana.

Descanso reparador

A continuación te damos algunos consejos que te permitirán dormir bien, luchar contra el insomnio y tener un sueño reparador, según el National Institutes of Health (Estados Unidos):

  • Es necesario crear hábitos a la hora de dormir. Los expertos recomiendan tratar de  levantarse y acostarse todos los días a la misma hora, con la finalidad de entrenar nuestro cuerpo y cerebro, además de generar un ambiente de relajación.
  • Si el insomnio le impide dormir por al menos 15 minutos, se recomienda que se levante de su cama y dé un recorrido por su casa, con la finalidad de evitar que su cama sea un lugar que le provoque estrés o frustración.
  • Se recomienda practicar algunas actividades que le resulten tranquilas al momento de ir a la cama, como por ejemplo leer un libro o escuchar música.

Habitación acogedora

Los expertos recomiendan que para tener un sueño reparador se debe fomentar un ambiente agradable en la habitación, por ello sugieren que:

  • La habitación debe tener una temperatura apropiada. Se aconseja que tenga un clima agradable y fresco, a fin de evitar que usted se despierte en la madrugada debido al frío excesivo.
  • Controle la iluminación, pues las luces provenientes de la calle, televisión o cuartos pueden interferir en que concilie el sueño; puede usar antifaz para tapar sus ojos o en su defecto utilizar cortinas o puertas para oscurecer su habitación.
  • Evite los ruidos en su habitación y procure que sea tan silenciosa como sea posible.
  • No use dispositivos electrónicos, pues le pueden recordar correos electrónicos o actividades pendientes y generarle estrés, además de generar distracción y dificultad para conciliar el sueño.

 Hábitos saludables

Los hábitos diarios también pueden afectar la calidad del sueño durante la noche.  Es fundamental que usted procure:  

  • Limitar las actividades durante las noches. Trate de limitar sus planes a un horario restringido, de tal manera que solo trabaje o tenga actividades hasta muy entrada la noche de forma ocasional cada semana.
  • Hacer ejercicio, pues le ayudará a dormir mejor.
  • Limitar las siestas. Cuando un individuo tiene problemas para conciliar el sueño, se recomienda evitar las siestas breves durante el día.
  • Evitar el consumo de cafeína. El consumo de café, té o sodas con cafeínas durante la noche pudieran afectar la conciliación del sueño
  • Disminuya el consumo de alcohol. Esta sustancia evita que alcance un sueño profundo y reparador, aun cuando puede ayudarle a conciliar el sueño en un principio.
  • Alimentación sana. Trate de ingerir alimentos livianos con 2 o 3 horas antes de antelación a la hora de dormir. .

En todo caso, recuerde que dormir bien es necesario para mantener una salud física y mental, además le puede evitar el riesgo de subir unos “kilos de más” o sufrir diabetes tipo 2.