Razones por las cuales querrás bajar el consumo de gluten en la dieta de tus niños

gluten

En los últimos años la palabra gluten se ha hecho muy concurrida, la era del fitness y los alimentos glutenfree han cambiado nuestra perspectiva de como ver el tema de la alimentación; por el hecho de que cada vez es mayor el rango de personas que no toleran el gluten sin tener necesariamente que ser celiacas (trastorno en la absorción al gluten). Según estudios 1 de cada 10 personas podría tener esta condición.

¿Qué es el gluten?

El gluten es una proteína que se encuentra en muchos cereales de grano y que es fundamental para que los productos de panadería crezcan. De no llevarlo, obtendríamos una masa densa y pesada. El trigo, la cebada y el centeno son cereales en donde podemos encontrar el gluten pero no todas las personas pueden ingerirlos.

Al comer,  todo alimento se transforma en partes más pequeñas, en el proceso de digestión estas partes o partículas (macronutrientes) a su vez se degradan en partículas mucho más pequeñas (micronutrientes). El gluten es una de estas partículas pero es la única de las proteínas que no puede ser descompuesta por completo por el cuerpo humano y convertida en aminoácidos.

Lo más que podemos hacer es dividirla en cadenas de ácidos llamados péptidos. Estos simplemente pasan a través del cuerpo de la mayoría de la gente, pero los celíacos o autistas están genéticamente predispuestos a alertar sobre ellos al sistema inmunológico, el cual cree que está siendo atacado por microbios haciendo comenzar una guerra con daños colaterales al sistema el cual termina en una reducción de las vellosidades, filamentos con forma de finos dedos que recubren el intestino delgado y absorben los nutrientes hacia el flujo sanguíneo. Al atrofiarse su superficie disminuye y no pueden hacer su trabajo de la manera en que se espera.

A esto se le denomina sensibilidad al gluten, o el síndrome de gluten.

Los niños y el gluten

Hay evidencia que sugiere que la sensibilidad al gluten puede ser la causa de muchas enfermedades neurológicas y psiquiátricas, incluyendo el trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

¿Qué pasa cuando los afectados son niños? Como toda patología tiene signos y síntomas que solemos ignorar.

¿Tu niño tiene exceso de energía? Muchos pensaran que al estar en una edad temprana el exceso de energía es algo natural. Ahora, ¿Cómo llevar a un niño con exceso de energía y que, además, este se convierta en un niño con arrebatamientos, que sea ruidoso, con desatención y tenga dificultades escolares?

Seguramente pensaras que es solo un problema de conducta, es lo primero que se nos vendría a la mente al pensar en esos 3 términos…entonces, intentas remediar ese comportamiento pero nada de las técnicas que apliques te sirve de mucho, ya no sabes que hacer y los últimos granos de arena del reloj de la paciencia se están agotando.

¿Qué harías si te propusiera que lo que tu niño podría tener sería un problema de alimentación y que la solución sería retirarlo de su dieta?

Muchos niños con déficit de atención e hiperactividad no responden de manera correcta a la mayoría de los granos, porque tienen desarrollada la enfermedad celiaca o en menor grado tienen sensibilidad al gluten. Por esto es recomendable bajar el consumo del gluten en la dieta del niño, porque como afirman las investigaciones, “en muchos casos, la enfermedad podría ser clínicamente silenciosa a pesar de manifestar lesiones de la mucosa en el intestino delgado”

Existe evidencia de que si uno baja el consumo de gluten el comportamiento del infante mejora significativamente.

Seguramente te estarás preguntando como un grano puede estar relacionado con el cerebro y no con el aparato digestivo como tal. Los granos son agentes pro-inflamatorios y empeoran cualquier enfermedad que tenga como causa principal la inflamación crónica y no sólo de la inflamación del intestino sino de cualquier parte del cuerpo.

La inflamación crónica en el cuerpo puede causar estragos en el cerebro y cuando hablamos de salud mental sabemos que la desinflamación del cerebro es importante.

Consejos para cambiar la alimentación

Si decidiste que quieres hacer algunos cambios dentro de la alimentación de tu niño debes tomar en cuenta estos consejos:

Eliminar la mayoría de granos y azucares. Son comunes en causar alergias en las personas sensibles.

-Evitar los alimentos procesados. En especial esos que tienen colorantes, fructosas, saborizantes y conservadores artificiales, ya que estos podrían causar o desencadenar los síntomas.

-Disminuir la ingesta de grasas procesadas. Sobre todo las grasas trans ya que estas impiden la intercomunicación de las células nerviosas.

-Frutas, verduras y alimentos orgánicos serán tus nuevos mejores amigos.

“Esforzarte para llevar una nutrición adecuada, es la mejor inversión que puedes hacerle a tu cuerpo y mente”