Ocho geniales ideas para no cumplir tu dieta

romper dieta

Es muy desalentador proponerse un plan nutricional saludable y cumplirlo solo por pocos días porque no soportamos caer en la tentación de comernos cualquier cosa que  se nos atraviese en el camino.

Es muy común que este patrón se haya vuelto en contra de nuestra voluntad numerosas veces, sin embargo, investigaciones nutricionales recientes señalan que la lucha debe estar orientada prioritariamente hacia los hábitos que reproducimos ciegamente.

Es por eso que te presentamos algunas ideas geniales que te permitirán tener mayor claridad a la hora de cumplir con la meta de comer sanamente y alcanzar mayor bienestar físico y emocional.

Seguramente no conoces estas claves, pero tenemos buenas noticias para ti:

Establece horarios definidos para comer

No cumplir con rutinas nos desestabiliza, por ello es importante observar cuidadosamente los horarios en los que comemos, y llevar un control por escrito que nos permita saber exactamente, cual es el patrón al que sometemos nuestro metabolismo. Establece cual es el verdadero panorama que cada día llevas a cabo en tus hábitos alimenticios en términos claros es fundamental antes de emprender un cambio, ya que sabes a lo que te enfrentas. Resulta muy interesante transcribir toda la información para que puedas identificar cual es el horario en el que comes para que puedas conocerte con honestidad, ya que constituye una fortaleza y todos los recursos que te permitan saber a lo que te enfrentas son muy valiosos.

Define cuales son los alimentos que más te cuesta abandonar

Es curioso que las personas incurren en patrones alimenticios que son nocivos y que incluso no les proporcionan placer (son conductas automáticas) es decir, una persona puede estar comiendo algo con mucha frecuencia, sin estar al tanto de cuanto puede estar causándose daño. Por ello, hacer una lista honesta de que es eso que más comemos o no podemos abandonar en nuestra dieta, es un punto de muchísima utilidad.

Ubica un lugar especial para definir tus metas

Proporciona un espacio en tu habitación, en la cocina o incluso el baño, en el que puedas dedicar un espacio a las metas que quieres cumplir, o bien, los hábitos que has logrado cambiar, es emocionante que hagas una especia de cartelera en la que publiques eso que esperas o bien, lo que has logrado para que ese sitio de motivación visual empiece a hacer la diferencia.

No lleves agenda

Trata de no llevar una pesada agenda con lo que debes comer de manera estricta, mas bien pide a tu nutricionista que te prepare un plan muy variado que te permita ajustarte a los cambios de la vida y no te haga esclavo de un conteo que pueda hacerte sentir bajo presión constante.

Prémiate al cumplir tus propios plazos

La comida no es lo primero que debe venir a tu mente a la hora de premiar tus esfuerzos, es muy divertido que te propongas planificar alguna actividad deportiva que no conozcas y la practiques a modo de premio, como una caminata bajo el sol, una clase de pilates o algo que nunca hayas realizado como manera de celebrar tus alcances.

No te castigues

Si rompiste tu plan nutricional no desmayes, sigue como si nada hubiese pasado, hay personas que se castigan comiendo mucho más con la escusa de “ya que rompí la dieta, voy a comerme todo” o se enfocan en lo mal que se sienten en términos emocionales, se dicen cosas duras como “no tengo voluntad o todo lo arruino”, esto es una conducta sumamente nociva y lo que hace es incrementar la ansiedad para que la frustración tome dominio, lo cual posibilita el fracaso y el abandono de las metas.

Entrevista a las personas de tu entorno, aprende de ellos

Identifica a personas que consideres saludables, enérgicas y emprendedoras en su vida cotidiana, ya que seguramente podrán guiarte y decirte que han hecho, cuánto tiempo les ha tomado llegar a ese nivel de vida y cuáles han sido los beneficios reales que han obtenido al comer y ejercitarse de determinada forma, nada es más estimulante que hablar en persona con alguien que te permita respetar y desear lograr un estilo de alimentación sano y funcional.

No te peses constantemente

El peso es una variable que en muchos casos lo que hace es crear frustración y decaimiento emocional, ya que al tener en cuenta esta cantidad, muchas personas sienten que se enfrentan a un muro muy alto y desmayan en la tarea de ir de poco a poco logrando un sistema de vida que permita perder peso y sentirse con  altos niveles de energía y salud. Trata de ir a la balanza o tomarte medidas una vez al mes, volver esto una obsesión puede jugarte en contra y desmovilizarte a la acción.